Calderas de condensación

También ofrecemos servicios de calderas de condensación

Una caldera de condensación es un artefacto que produce agua caliente a baja temperatura 40-60 °C, con un alto rendimiento y, por tanto, emisiones más reducidas de CO2.

¿Qué es una caldera de condensación?

La caldera de condensación, ya sea  caldera de gas, caldera de gasolina, o caldera de leña, es una caldera destinada tanto a la calefacción como a la producción de agua caliente sanitaria. Su funcionamiento es parecido al de las calderas clásicas, con la diferencia de que su rendimiento es más elevado gracias a un sistema de condensación de vapores, de ahí su nombre.

Este desempeño representa un rendimiento entre un 15 y un 20 % superior al de las calderas convencionales, lo que hace que la caldera de condensación sea una opción muy interesante para ahorrar.Por otro lado, una caldera de condensación produce menos partículas finas, lo que es muy importante desde el punto de vista de la conservación medioambiental y de la lucha contra el calentamiento global.

¿Como funciona una caldera de condensación?

El principio de funcionamiento de cualquier caldera (excepto de las calderas eléctricas) consiste en quemar combustible, que puede ser gasolina, gas o leña, y producir, gracias a esta combustión, calor para devolverlo al circuito de calefacción de la vivienda.

Las calderas convencionales tienen un rendimiento de entre el 80 y el 90 %, mientras que el de las calderas de condensación llega hasta el 100 o el 110 %. ¿A qué se debe ese rendimiento? Para responder a esta pregunta, primero hay que comprender el principio de rendimiento de las calderas.

¿Es eficiente?

El rendimiento de una caldera es igual a la diferencia entre el calor que se devuelve al circuito de agua caliente y el calor producido por la combustión. Este último parámetro se conoce con la apelación PCI (poder calorífico inferior), que corresponde al calor que se extrae de la combustión completa de una unidad combustible, menos las pérdidas de calor ocasionadas por la producción de humos y la evaporación (en resumen, la diferencia entre energía consumida y energía devuelta). Las calderas de condensación consumen entre un 10 y un 25 % de combustible menos que una caldera convencional, produciendo el mismo calor.

About

Wind Generator Systems

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium, totam rem aperiam, eaque ipsa quae ab illo inventore veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo. Magni dolores eos qui ratione voluptatem sequi nesciunt.

Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatem. Ut enim ad minima veniam, quis nostrum exercitationem ullam corporis suscipit laboriosam, nisi ut aliquid ex ea commodi consequatur?

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem eum fugiat quo voluptas nulla pariatur.